Paraíso

El Paraíso lo planteamos como una gran fiesta colectiva. El montaje creaba un espacio rodeado de pantallas con el público dentro de este espacio, a modo de fiesta-concierto-discoteca. Todos los artistas participantes proyectaban su propuesta en estas pantallas de forma simultánea creando una atmósfera envolvente para los asistentes. Un paraíso terrenal donde los artistas se retroalimentaban unos a otros y el público podía bailar transportado por las imágenes que los rodeaban.